domingo, 8 de julio de 2018

Reseña: Iria, la leyenda de un amor prohibido

Título original: Iria, la leyenda de un amor prohibido
Autor: R.M. Madera
Año de publicación: 2018
Páginas: 356
Idioma original: español
Precio: 11'86 €

Consíguelo:
Amazon




Sinopsis

Iria es la hija menor del rey Marcus y solo tiene un único deseo en la vida: ser servidora de la diosa Orylea. Desoyendo las órdenes de su padre, decide cumplir su sueño, rechazando de ese modo la propuesta de matrimonio del rey Julius, un monarca ambicioso y ávido de poder, quien, ofendido por el desplante de la princesa, declara la guerra a Marcus. Iria es repudiada por su familia, pero, con el paso del tiempo, es reclamada de nuevo para enmendar su ofensa; en esta ocasión será ofrecida como moneda de cambio en el tratado de paz acordado entre el rey Marcus y el sucesor de Julius, el príncipe Corbin. 

Una nueva vida la espera en un territorio desconocido. Alejada de todo lo que de verdad le importa, Iria se refugia en los brazos de Darlan, el capitán de la guardia real, al que conoció años atrás antes de que estallase la guerra y a quien, de un modo u otro, no ha podido olvidar. Ambos se ven inmersos en una incesante lucha entre el amor que se profesan y el deber de la princesa para con su pueblo, porque ¿serías capaz de condenar a todo un reino por amor? Una guerra que arrasará dos reinos, dos hombres enfrentados y solo un destino posible.

¡Muy buenas! Ay madre, que ya ha llegado el calorcito insoportable tan típico de España... Vaya verano. Bueno, hoy os traigo la reseña de una novela cuya autora, Rosa, me ha enviado para comentar. Ya trabajé con ella el año pasado con su libro El legado de Darona, que me encantó (reseña aquí), así que me emocioné mucho cuando contactó conmigo de nuevo. La obra nos narra la historia de Iria, la menor de las tres hijas del rey de Óry, quien se ordena sacerdotisa para evitar su matrimonio concertado con el malvado rey de Ódey. Este, enfadado, declara la guerra a Óry, iniciándose tres años de sangrienta lucha que persiguen la conciencia de Iria. La joven regresa al palacio intentando enmendar su error, por lo que su padre concierta su matrimonio con el nuevo rey de Ódey, el joven Corbin. Aunque Iria sigue queriendo dedicar su vida a la diosa, acepta el matrimonio para no ser repudiada por su padre. Sin embargo, cuando Corbin llega al palacio para conocer a la princesa, ella se reencuentra con alguien a quien no creía que volvería a ver jamás: el apuesto capitán Darlan Gurkin, a quien conoció brevemente tres años atrás.

He de decir que claramente es una historia romántica y yo vivo por estas cosas. Es cierto que no me gustan las historias que te ponen el azúcar por las nubes, pero este libro combina perfectamente la relación de Iria y Darlan con los peligros y políticas que les rodean. En cuanto a los personajes, Iria me ha parecido una chica muy decidida y valiente. Es interesante leer su desarrollo desde una joven que se niega a renunciar a sus votos religiosos a una princesa que se enfrenta a todo por amor. Por otro lado, Darlan fue una gran revelación, sobre todo por su trasfondo. Desde el principio se sabe de qué modo está vinculado al rey Corbin, pero no se conoce la historia real, y el momento en el que se descubre, las piezas encajan como un puzzle. No puedo decir mucho más para no hacer spoiler, pero cuando Darlan le cuenta su verdadero origen a Iria, se responde una gran pregunta que ronda la cabeza del lector desde el inicio del libro. Por otro lado, los personajes secundarios no son tan adictivos como los principales, pero también hacen una gran función. Corbin es un poco falso, la verdad, y aunque al final se retracta de sus acciones, yo nunca llegué a perdonarle del todo (es decir, a buenas horas pide perdón, con toda la que hay liada). Diana me pareció... Cómo decirlo finamente... Bueno, no hay palabra fina para decirlo XD. Me cayó bastante mal hacia el final de la novela, por solo pensar en ella misma. Finalmente, la familia de Iria me pareció entrañable a excepción de su hermana mayor, que no tiene por qué pagar su frustración con Iria (si se ha enamorado la chiquilla, pues se ha enamorado, siento que tú estés amargada).

La ambientación es uno de los puntos fuertes y es genial. La cronología me la imaginé como en la serie "Vikings" pero sin los vikingos, claro está, solamente en cuanto al tiempo (medieval). El espacio ayuda mucho al lector a meterse en la trama, con los palacios y los bosques, que dan la sensación de realiza que la obra necesita. La trama está bien llevada y se distingue bien la evolución de Iria como personaje y su relación con Darlan. He de decir que la escritura de la autora ha mejorado en mi opinión, es más decidida y emocional. Aunque me enganchó más el anterior libro que leí de ella, la composición es mejor en el segundo. Finalmente, he de añadir que, aunque puedas imaginarte el final, nunca te imaginarás las circunstancias que lo rodean. Ahí lo dejo ;).


5 comentarios:

  1. Hola!
    No conocía este libro y no pinta nada mal.
    Gracias por la reseña.
    Besitos :)

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola Bea!

    Me lo llevo para recomendárselo a un par de amigas a las que veré este mes próximo y que se que son fans absolutas del género y estas historias.
    No descarto leerlo yo tampoco.

    Besitos cielo.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola, Bea!
    Un gusto tenerte de vuelta y en mi pais (Colombia) esta mas bien frio el ambiente... respecto a tu reseña parece un libro algo complejo, aunque las leyendas y los mitos y todo esto siempre lo parecen, me alegra que te haya gustado y ya te contare si me animo a darle una oportunidad.

    ¡Nos seguimos leyendo!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola, hola!

    Feliz regreso 💘
    Qué bien que disfrutaste el libro. Desconozco si lo distribuyen por mi país, sin embargo, si sí lo hacen haría mi mayor esfuerzo por poder leerlo.

    Gracias por la reseña,
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. hola! no lo conocemos pero has realizado la reseña super llamativa, nos gusta mucho!! gracias abrazosbuhos.

    ResponderEliminar