domingo, 16 de abril de 2017

Reseña: No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas

Título original: No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas
Autor: Laura Norton
Año de publicación: 2014
Páginas: 352
Editorial: S.L.U Espasa Libros
Idioma original: español
Precio: 19'90

Consíguelo:


Sinopsis 

Si estás leyendo estas líneas  es que te ha llamado la atención el título.¿Te gustaría decírselo a alguien?¿Serías capaz de decírtelo a ti mismo? Y lo más importante: ¿te gustaría mantener durante un buen rato la sonrisa que se te ha quedado en la cara? Pues esta es tu novela.

Te podríamos contar con más o menos gracia de qué va la cosa, para que te hicieras una idea: que si la protagonista, Sara, es muy maja, que si tiene un trabajo muy interesante (es plumista, ¿a que nunca lo habías oído?), que si es un pelín obsesiva y alérgica a los sobresaltos... Por supuesto, la vida se le complica y se encuentra con que su piso se convierte en una especie de camarote de los hermanos Marx cuando en la misma semana se meten a vivir con ella su padre deprimido, su hermana rebelde y su excéntrico prometido y, sobre todo, el novio al que lleva mucho tiempo sin ver... Pero mejor no te lo contamos porque te gustará leerlo. Lo único que necesitas saber es que, desde el título, te garantizamos unas cuantas horas de descacharrante diversión como hacía tiempo queno disfrutabas.


Lo primero que me atrajo de este libro fue, obviamente, su título. No creo que se pueda reducir simplemente a eso, al título de un libro, sino que es una sabia reflexión. A decir verdad, la utilizo bastante en mi vida cotidiana.

Esta novela nos cuenta la historia de Sara, una treinteañera que decide reabrir el antiguo negocio de plumas de su abuela con la esperanza de que su gran pasión sea suficiente para mantenerse a flote. Para apoyarla tiene a su novio, Roberto. Sin embargo, el negocio no va muy bien y su vida empieza a descarrilarse: Roberto se va un año a París por trabajo, su madre engaña a su padre con otro y su hermana de 19 años se casa. En medio de todo el caos, el padre y la hermana de Sara se instalan en su casa para alejarse de su madre, y ahí Sara conoce al prometido de Lu: Aarón, su gran amor de la adolescencia.

Todo el libro en general cuenta una trama desternillante tras otra: la mudanza de Lu y Arturo, la llegada de Aarón, el regreso de Roberto, la preparación del desfile, el viaje a China,... Todos estos momentos hicieron que me pareciera una lectura ligera y entretenida, pero esta vez no para todas las edades. Digamos  que ciertas expresiones y escenas es mejor leerlas pasados los 15 o 16 años.

Sara es uno de los personajes con los que más me he reído, principalmente porque no intenta ser graciosa. Esa es la clave del libro: crea situaciones cómicas pero sus personajes no son especialmente graciosos: son normales. Sara es el más claro ejemplo: una chica de 30 años cuyo negocio y su vida se van a pique poco a poco, y que es demasiado histérica como para ver las cosas claras. Lo que no le pase a esta chica, no le pasa a nadie: su hermana y su padre se acoplan en su casa, su ex amor también, se cuela en un zoo a por plumas, tiene una obstrucción intestinal en China,...

Luego está Aarón, el rockero humilde. Tiene un "pasado misterioso" debido a que un día desapareció del instituto sin dejar rastro. Desde el principio de la historia me di cuenta de que tenía algo raro, de que no parecía demasiado convencido de la boda a pesar de que el dijese que sí. Y al final estaba en lo cierto: la escena final del pantano me pareció el broche de oro a esta novela feliz, desenfadada y plagada de comicidad.

El resto de personajes, a cual más loco, es cada uno un torbellino en sí mismo: Lu, con esa vitalidad y esa facilidad para cambiar de amor; Arturo y Berta con sus problemas matrimoniales; Roberto, tan callado y amable; los amigos de Sara, cada uno más excéntrico que el anterior; y Eric el vikingo, la representación del extranjero que viene a España buscando sol y cerveza.

En resumen, debe leer este libro aquella persona que busque pasar un rato divertido y entretenido. No esperes una trama profunda, personajes complejos o un gran misterio que resolver, porque aquí de eso no hay. Aquí hay amor, confusión, plumas y, ante todo, mucho karma.


4 comentarios:

  1. Hola!!
    La verdad que me reí un montón con el libro, espero leer pronto la segunda parte.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  2. A mí lo que me hicieron reír fueron las situaciones, que son muy locas 😂

    ResponderEliminar
  3. Hola Betty :D
    He visto tantas opiniones de este libro que creo comienza a convencerme jaja sobre todo por esas situaciones hilarantes que mencionas; me alegra que te gustara.

    Besoos! ♥

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!
    Recuerdo que la primera vez que me entere de este libro fue cuando anunciaron su pelicula, y al igual que tu, el titulo es lo que mas me llama la atencion, posiblemente lo lea. Gracias por la reseña y espero que te pases por mi Blog y sigamos en contacto.

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar