martes, 28 de marzo de 2017

Reseña: La chica del tren

Título original: The girl on the train
Autor: Paula Hawkins
Año de publicación: 2015
Páginas: 496
Editorial: Planeta
Idioma original: Inglés
Precio: 19'50 €

Consíguelo:
Sinopsis

¿Estabas en el tren de las 8.04? ¿Viste algo sospechoso? Rachel, sí. Rachel toma siempre el tren de las 8.04 h. Cada mañana lo mismo: el mismo paisaje, las mismas casas? y la misma parada en la señal roja.

Son solo unos segundos, pero le permiten observar a una pareja desayunando tranquilamente en su terraza. Siente que los conoce y se inventa unos nombres para ellos: Jess y Jason. Su vida es perfecta, no como la suya. Pero un día ve algo. Sucede muy deprisa, pero es suficiente. ¿Y si Jess y Jason no son tan felices como ella cree? ¿Y si nada es lo que parece?

Tú no la conoces. Ella a ti, sí.

Este libro es una de las obras que más me ha sorprendido. Lo habría dejado por la mitad, porque me estaba pareciendo bastante aburrido y monótono, pero un amigo me aconsejó que continuara porque el final merecía la pena, y así fue.

Rachel, la protagonista, viaja cada día en el tren de las 8:04 y pasa por delante de su antigua comunidad. Allí ve a una pareja a la que idealiza, y a la que le gusta observar durante esos segundos en los que el tren pasa por su casa. Esto es algo que mucha gente ha hecho alguna vez, y me parece ciertamente divertido, pues así podemos recrear cómo nos gustaría que fuera nuestra vida con desconocidos. Además de observar a esta pareja (a quienes ha llamado Jason y Jess) también ve a su ex viviendo en su antigua casa con su nueva pareja y su hija. Esto hace que a Rachel le hierva la sangre, pues no sólo están viviendo donde ella lo hizo, sino que tienen una vida perfecta mientras que la suya está acabada.

Rachel es un personaje que no consiguió engancharme a pesar de que la novela sí lo hizo. Reconozco la profundidad de esta chica, atormentada por una ruptura que ha hundido su vida, pero me pareció tan pesimista y repetitiva que me ponía nerviosa. Una de las cosas que menos me gustó de ella fue su anclaje en el pasado: sé que la no superación de su ruptura es el hilo conductor del libro, pero esa obsesión con no cruzarse con su ex y a la vez rondar su casa es algo que no entendí. Además, el ocultar a su compañera de piso que había sido despedida me pareció algo sumamente egoísta, porque ella le había permitido quedarse en su casa a pesar de sus borracheras y Rachel se lo agradece mintiéndole (entiendo que tuviera miedo de quedarse en la calle, pero debía haber dicho la verdad).

Por otro lado, lo que sí comprendo su necesidad de resolver la desaparición. Entiendo la investigación no sólo como preocupación por la desaparecida, sino como un objetivo que necesita cumplir para volver a sentirse útil. Ya que no tiene nada que hacer con su vida, buscar a Megan hace que Rachel vuelva a tener interés por algo.

El desarrollo de la historia me pareció lento. Hubo un momento en el que tuve la sensación de que sólo leía dos tipos de escenas: Rachel liándola investigando y Rachel bebiendo. Sin embargo, el comienzo del giro de trama que se produce al final me hizo recuperar la curiosidad por la obra. A partir de aquí comencé mi propia investigación para intentar descubrir quién era el amante y asesino de Megan antes de leerlo. Estoy orgullosa de decir que no me equivoqué y que, tras pensarlo un poco, mis sospechas se dirigieron al que finalmente fue el asesino, Tom, el ex de Rachel. Mientras leía la parte final del libro, cuando se descubre la historia pasada de Megan y Rachel se enfrenta a Tom, me sentía muy nerviosa porque no sabía lo que iba a pasar. El punto y final de la obra con el asesinato de Tom hizo que este libro mereciera verdaderamente la pena.



3 comentarios:

  1. Hola!!
    Lo leí hace tiempo y la verdad que no me termino de convencer.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  2. Este libro me decepcionó. A mí también me resultó repetitiva, y no pudo engancharme Rachel, aunque sí que es cierto que me gustó mucho que no tuviera una resolución al tema de la bebida milagrosa, porque en la vida real no es así.
    Nos leemos
    Dos libros para hoy

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola, Betty!
    Vi la adaptacion de este libro y me encanto, toda la pelicula estuve con los ojos bien abiertos y el corazon a mil por descubrir todo lo que estaba sucediendo, y el final si que me dejo descolocada; del libro no he visto muy buenas opiniones y por eso lo descarte hace mucho tiempo, si bien creo que disfrutaria de leer a un personaje como Rachel, a pesar de que tu no, porque me gusta leer personajes rotos y su evolucion, me quedare con mi idea de lo maravillosa que fue la pelicula.

    ¡Nos leemos! :3

    ResponderEliminar